Capítulo III

21 de diciembre  1491

Toledo

Juan de Sonseca, soldado castellano, lleva datos precisos de los espías judíos de la corte a un sacerdote en Toledo, al que su comunidad supone un aliado importante. Cumple con sus órdenes tras un largo camino a pesar de no gustarle aquel destinatario, que no le parece trigo limpio.

Ambos hombres se medirán con palabras. El soldado mostrará al sacerdote que no basta con parecer estar encumbrado para ser Imprescindible.

Capítulo IV