Buda, viendo comer a sus primeros 4000 adeptos a sus expensas y antes de deshacerse de las ataduras terrenales como el vil dinero.

-¡Jope! Va a haber que inventarse algún precepto contra la carne de cuadrúpedo, o me arruinan en dos semanas…


Pancho Villa atacando con una carga de caballería la población de Colombus, Nuevo México.Le rechinga que le llamen bandido mejicano despectivamente y quiere dejar un par de cosas claras.

-¡Amárrense bien los Nachos, gringos pendejos, hijos de la gran Enchilada!!!! ¡Aqui le vienen, no más, mis Burritos, pa’ que no me vuelvan a tocar los Guacamoles….!!!!!!!