Para él, otrora exitoso intérprete de boleros juveniles, “aferrarse a una añoranza acordándose del ayer” significa no deshacerse de su inútil colección de peines.