Capítulo XIII

21 de diciembre de 1511

Santo Domingo

Fray Antón de Montesinos da un sermón atronador en defensa de los indígenas de la isla, en presencia de las máximas autoridades virreinales y gran parte de los terratenientes, que pillados por sorpresa, tardarán largas horas en reaccionar. Finalmente, exigirán una retractación formal a los superiores del orador que, sin embargo, dejarán  las manos libres a su subordinado sacerdote.

Tras una semana de especulaciones de todo tipo en la ciudad, Montesinos les repetirá sus argumentos sin pestañear en una segunda ocasión, para bochorno de los señores feligreses que esta vez se cuentan por varios cientos.

El Virrey  Diego Colón tomará sus medidas con sospechosa y calculada calma.

Capítulo XIV