Capítulo XV

21 de enero de 1529

Santo Domingo, La Hispaniola.

Fray Antón de Montesinos recibe el nombramiento de capellán de una expedición alemana a las tierras de Venezuela patrocinada por la familia Wesler, que busca cobrar en las nuevas posesiones españolas las deudas del Emperador Carlos V.

Esa misión llevará al sacerdote a conocer una nueva faceta de José, su gran colaborador indígena de muchos años. El sorprendente sincretísmo religioso de este hombre, al que creía un ser simple bien cristianizado, le causa una profunda impresión.  Por otra parte, el nuevo cargo de capellán le obligará a emprender un viaje rápido a la zona de Cotuy  acompañando a una partida de mineros alsacianos que pretende establecerse en esa zona.

Fray Antón aprovechará el viaje al interior de la isla para recabar datos sobre historias religiosas indígenas que comienzan a intrigarle. Pondrá por escrito lo que vaya llamando su atención, principalmente en las similitudes entre los milagros de Moisés y un tal Yaconex. Ya de vuelta, su amigo Bartolomé de las Casas le contará algunos otros parecidos entre ambas religiones que había conocido en su viaje a Cuba con Pánfilo Narváez.

FIN DE LA PRIMERA PARTE

Segunda Parte. Capítulo XVI