¡Oh, Cielos!

Frank Sinatra se sorprende de que Don Corleone esté al frente de la fiesta de bienvenida con que le reciben en el cielo. El Padrino le aclara sus interrogantes a Frank, tras acompañarlo al pase del filtro de San Pedro.

– ¡Que ingenuo eres Frankie! Sencillamente, le hice al mafioso irlandés de la puerta una de mis ofertas que no se pueden rechazar -baja la voz a manera de confidencia. Sé que en sus buenos tiempos trapicheaba con pescado, perteneció a una pandilla de melenudos, que iba armado con una espada y lo delató tres veces uno de la familia Gallo. Escapó por los pelos y luego tuvo que esconderse en unas catacumbas hasta que lo nombraron Capo…  Y cuando el negocio comenzaba a marchar, vino la pasma y lo eliminó de mala manera. ¡Tiene que ser uno de los nuestros aunque tenga pinta de irlandés!


 

El Arcángel Gabriel habla con John Lennon en el Salón de Actos del cielo. El músico ha sido sorprendido por sexta vez toqueteando disimuladamente los instrumentos del Orfeón Angelical.

– ¡Ya te he dicho que no va a haber ensayos y esas vainas del jamm sesion!. Te recuerdo que Belcebú comenzó tocando baladas lentas tipo Blue Bayou en la sobremesa de los sábados y terminó queriendo ser una mega-estrella de Glam-Rock… Por eso el Jefe lo envió de gira perpetua.