Capítulo XXIII

21 de enero de 1586

Santo Domingo

El pirata Francis Drake ataca, saquea y ocupa la ciudad para pedir un rescate por ella a sus espantados e indefensos habitantes.

Mientras espera que se cumplan sus exigencias, Drake deberá lidiar con la disciplina de sus propios hombres. Encomendará la misión de proteger un convento a un teniente apellidado Morin-Bass, quien encontrará en la biblioteca del edificio religioso, papeles de Fray Antonio Montesinos.

El oficial se apropiará sin más de las anotaciones del clérigo, atraído por la sospecha de que tienen que ver con los Imprescindibles, tema recurrente en su familia desde los tiempos de las tesis de Lutero.

Capítulo XXIV