Capítulo XXIX

12 de Agosto de 1763

Cap-Haitien. Saint Domingue

El ciudadano Étienne Morín arriba al puerto de Cap-Haitien junto a una numerosa tropa de soldados franceses que protegerá la isla de las ambiciones inglesas, gracias a un acuerdo entre los Reyes de España y Francia.

La intención del viajero es triple: Hacer buenos negocios personales, expandir la masonería del Gran Rito de la Perfección  Ampliado y seguir en lo posible una vieja y misteriosa tradición familiar que comenzó tres siglos atrás.

Monsieur Morín cuenta con grandes relaciones para lo primero, amplios poderes internacionales para lo segundo y varios datos inconexos para lo tercero.

Logrará gran parte de sus propósitos en unos pocos y agitados años, pero a su muerte dejará sus misterios en manos seguras, sin poder evitar que la sombra de la duda permanezca sobre sus trabajos y reales intenciones.

Capítulo XXX