Hora de la merienda y Edith Piaff ensaya en su camerino quince minutos antes de salir a escena. Va aún con un pijama de gatita desde la mañana y sujeta en las manos su tercera botella de absenta, supuestamente para calentar la garganta que ya le arde.

Non, rien de rien, non, je ne regrette rien !… ¡Je ne regrrrrret rien de riennnnnnnnn!..¡Grrrrrrrrrr! ¡Burp! ¡Que me traigan un antiácido urgentemente, que se me Rrrrrrrraja la Garrrrganta! ¡Mon Dieu, Je suis émoustille! ¡Fée Verrrrrrte, mon amour!


El Ayuda de Cámara de los Reyes Católicos, tras verificar que Colón sale del castillo de La Mota tras intentar infructuosamente hablar con los monarcas de un aumento de sus privilegios en las Indias. No en balde, el hombre ha descubierto un continente y quiere mordida tamaño familiar.

-Majestades; podéis salir de ese arcón sin peligro. El genovés se ha marchado ya y he mandado a subir el puente levadizo: Estáis a salvo de momento.