-¡Tráiganme otra!- dijo.


 

(Pequeño homenaje/ desafío a los blogeros que solo leen posts cortitos, con la esperanza de que esta “cortedad” no les haga daño a sus firmes convicciones. Quizás alguno investigue de que va un asunto, aunque tenga que leer en la wikipedia quien fue ese pollo)

(Se ruega que antes de acusar a este escrito de machista, se apresuren a leer las aventuras de Vivola Adamant en “Pero…¿ hubo alguna vez 100 mil vírgenes?” de Jardiel Poncela. Luego podrán pulsar el Disclaimer Button)