Vaslav Nijinski,tras el famoso Pas-de-deux de Giselle en el que ha realizado una elevación con diez cruzamientos de pies, entra furioso tras bambalinas dando zapatazos.

-¡Cuando coja al cabrón que me amarró las cintas de las zapatillas con un caucho elástico, le voy a estar dando de bofetadas hasta la temporada que viene!¡Me da igual que nunca se haya hecho antes, ni que nunca se vaya a hacer después: he pasado mucho miedito suspendido en el aire intentando desenredarme, jolines!