niputaidea– ¡Si, te oigo muy bien, hija! Me dormí un poco y he llegado hasta Niputaidea. Volveré en el próximo tren.