Los empresarios rusos han salvado al mundo blogero: han creado y comercializado una máquina que por unas pocos rublos llena tu blog y otras redes sociales de “LIKES” y las están colocando en los centros comerciales.

En su viejo afán igualitario, Rusia pone al alcance de la mano la equiparación entre el pueblo trabajador y los grandes futbolistas, únicos que se podían dar el lujo de comprar seguidores y likes a puñados en internet… Y como no todos los rusos van a ser hackers de la estepa ayudando a Trump, ahora la excelencia y el SEO serán nuestros por unas monedas de cobre gracias a estos tovarishches.

Espero que os guste la noticia y os dejo: tengo pasaje para Moscú.

Se aceptan pedidos con un tres percent de comisión más la voluntad. ¡Spasibo!